• Jaguar F‑PACE

    Un SUV de altas prestaciones que ofrece funcionalidad y eficiencia.

  • JAGUAR E‑PACE

    El primer SUV compacto de Jaguar es una combinación única de diseño, agilidad y dinamismo.

  • EL NUEVO JAGUAR I‑PACE

    Presentación del SUV eléctrico de altas prestaciones de Jaguar

  • Jaguar F‑TYPE

    Un deportivo genuinamente Jaguar capaz de disparar sus pulsaciones.

  • Jaguar XE

    El sedán deportivo más avanzado, eficiente y refinado jamás fabricado por Jaguar.

  • Jaguar XF

    Rendimiento sin esfuerzo, puro placer de conducción.

  • SVO

    La división de operaciones de vehículos especiales ofrece el máximo nivel en rendimiento, elegancia y tecnología Jaguar.

LA REVOLUCIÓN ELÉCTRICA

Cuando Thomas Parker construyó el primer automóvil eléctrico del mundo en 1884, era poco probable que pudiese imaginar que nos llevaría más de un siglo electrificar la industria del automóvil.

Lo que sucedió fue que los avances en tecnología de los motores de combustión interna convirtieron a los vehículos eléctricos (VE) en obsoletos, hasta ahora.

VOLVER A THE PACE

El rápido progreso en la tecnología de las baterías permite ahora a los fabricantes de automóviles producir de forma rentable vehículos híbridos y totalmente eléctricos de alto rendimiento. Jaguar llegó a las portadas de la prensa a principios de este año cuando lanzó el I-PACE, su primer automóvil 100 % eléctrico. Capaz de pasar de 0 a 100 kilómetros en tan solo 4,8 segundos, y con una autonomía de 470 kilómetros, el I-PACE supone un cambio en el juego, cambiando la percepción colectiva de los vehículos eléctricos.

Ya nunca más será el patito feo, los conductores ahora lo quieren todo eléctrico. Por primera vez, las ventas globales de vehículos enchufables superaron el millón de unidades el año pasado. En Noruega, un tercio de las ventas de automóviles nuevos fueron eléctricos. Aunque le ha costado arrancar, ahora la movilidad se está acelerando rápidamente hacia la era eléctrica.

Los beneficios de los vehículos eléctricos van más allá de su impacto positivo en el medio ambiente. Con menos piezas mecánicas, los EV son más fáciles de controlar para un ordenador, lo que también ayuda a desarrollar los vehículos de conducción autónoma. Ya en la carretera en Estados Unidos, los vehículos sin conductor pasarán gradualmente a ser parte de la norma en otras partes del mundo. Estos vehículos no solo harán que conducir sea más seguro, sino que también liberarán tiempo personal muy valioso; en lugar de mantener nuestros ojos pegados a la carretera, el tiempo detrás del volante se podrá utilizar de una forma más productiva. Esto encaja con la visión del futuro de Jaguar. Asociarnos con Waymo, compañía automovilística de coches autónomos que tuvo sus inicios en el proyecto de coches autónomos de Google en 2009, ha sido una opción evidente por ambas partes.

La electrificación también está transformando otras formas de transporte urbano. Las redes de compartir scooters, ciclomotores y bicicletas propulsados por batería están emergiendo en ciudades de todo el mundo. Alquilados y pagados en segundos a través de una aplicación, son una forma divertida y ecológica de desplazarse por la ciudad.

El éxito de la movilidad eléctrica se reduce a una infraestructura de carga bien desarrollada. Además de la carga en el hogar o en la calle, los propietarios de EV pronto podrán recargar rápidamente sus baterías en el supermercado, la oficina o el gimnasio. Al igual que con los teléfonos inteligentes, la carga inalámbrica se convertirá en algo normal. Incluso sin cables, ya que para cargarlos simplemente habrá que estacionar sobre un cargador en el suelo; y esto será especialmente útil para los vehículos autónomos. Los EV podrán incluso ser cargados de forma dinámica a través de caminos con electricidad. Y esto podría conducir a nuevos modelos comerciales, con vehículos inteligentes capaces de enviar energía excedente a la red eléctrica.

Y la electrificación no solo está cambiando el transporte a nivel de calle, también está llegando al cielo. La movilidad aérea urbana quiere reducir la congestión en las calles creando vehículos eléctricos voladores de pasajeros y drones de entrega de paquetes. ¿Suena a ciencia ficción?

No del todo: ya se han llevado a cabo pruebas exitosas.

Por ahora, la revolución eléctrica está ocurriendo en el suelo. Pero los cambios que estamos presenciando podrían transformar la movilidad para siempre.

Créditos

Texto: Geoff Poulton / Melisa Gray-Ward
Fotografía: Getty Images/Schenectady Museum Hall of Electrical History Foundation CORBIS, iStock/Chesky W, Joakim Kröger

VOLVER A THE PACE